miércoles, 2 de febrero de 2011

El yerno ideal

Hoy me comentaba una mami que ayer tuvo una reunión con la profesora de nuestros hijos. Su niña, llamémosla Ana, ha llevado fatal la vuelta al cole después de las vacaciones de navidad. Voy a transcribir lo que la profesora le ha contado sobre Ana y Gabriel a la mamá de Ana que me lo ha contado muerta de risa.
Ana(llorando): quiero a mi mamá.
Gabriel (llorando también y abrazándola): no llolle (me imagino este llolle con lengua de trapo, una lástima que te los envíen al logopeda a la mínima de cambio) la mama vendrá enseguida que está comprando.
No sabía que mi niño tenía tanta empatía porque cuando la que llora es su hermana le pega un berrido tipo ¡NO LLOLLE ANGELÁ! (porque Ángela no se llama Ángela sino Angelá) y que el pobre tampoco llevaba muy bien esto de la vuelta al cole. Y que Ana es muy guapa y tiene unos rizos monísimos y prepara unas pizzas imaginarias muy ricas.
El caso es que a mi, se me ha caído la baba.

4 comentarios:

tariuska dijo...

jajaaj que bueno!!
paula, tenia un amigo-enemigo en la guardería; el niño se pasaba el dia atormentandola, le tiraba del pelo, la mordia, etc.. pero como a la profe se le ocurriera castigarlo, mi hija se ponía a llorar pq no quería que lo castigara...
a esas edades están para comerselos!!

Anónimo dijo...

Qué mono! Espero que le dure la empatía, que luego los hombres la van perdiendo con la edad jeje.

Muchos besitos Conchi!

Lorena rubio

Chlöe dijo...

Qué monada... no me extraña que se te cayera la baba...

Inma dijo...

Ohhh qué mono de niño!!!!
Qué ilusión!

Bss,
Inma