miércoles, 20 de octubre de 2010

¿Espíritu aventurero? No gracias

Si yo hubiera sido Cristóbal Colon la tierra aún sería plana y América estaría sin descubrir.
Tengo cero espíritu aventurero y aunque me gusta visitar lugares nuevos, sea en el transporte que sea, no me entusiasma viajar. Me cuesta, una mezcla de nerviosismo, desazón lo que sea me reconcome el estómago; luego una vez puesta en faena reconozco que disfruto del viaje. Igualmente, el día que descubran la teletransportación, seré feliz.
He de hacer una confesión: me aterroriza volar.
La primera vez que monté en un avión fue dos semanas después del atentado de las torres gemelas. Me casé el 29 de septiembre de 2001.
Me quedé en shock como casi todo el mundo con el atentado del 11S. No paraba de decirme a mi misma que en dos semanas subiría por vez primera a un avión, rumbo a Madeira (menos mal que el presupuesto no nos dio para más lejos), maldiciendo a mi marido por no haberlo convencido para irnos a Benidorm con el inserso.
Al día siguiente en el trabajo me dio por preguntarle al que era mi jefe en esos momentos, que tal era esto de volar (las malas lenguas decían que había trabajado como ingeniero en la NASA) y me explicó con pelos y señales que había estado a punto de estrellarse en un vuelo cuando el avión había descendido en picado no se cuantos metros de golpe. Pensaba que bromeaba pero que va, era verdad...Que cafre... Y me sugirió que antes de volar me tomase un whisky.
Así que me subí al avión relativamente tranquila, con dos valerianas en el cuerpo sin saber por aquel entonces que el trankimazin (y el whisky) era mucho más eficaz para estos casos. O un buen derechazo en la mandíbula para dejarme fuera de combate como a Mr. T.
El despegue fue horroroso, pensé que me iban a estallar los tímpanos, mi marido emocionadísimo insistiendo que mirase por la ventanilla (él iba sentado en ventanilla, había hecho la mili en la brigada paracaidista) y, jamás lo olvidaré, al señor que iba en pasillo, con los ojos cerrados como si rezase (probablemente lo hacía) aferrado a un reloj de pulsera sin correa, frotándolo frenéticamente con el pulgar y el índice como si esperase que saliera el mismísimo genio de la lámpara Aladino...
La verdad es que nunca he estado tan cerca de perder el control, sólo fui capaz de pensar que era nuestra luna de miel y que no iba a estropearla, y que si mi marido paraba de insistir en que me comiera un trozo de tortilla de patatas igual no vomitaba...
Hicimos escala en Lisboa y cogimos otro vuelo hasta Madeira. Este despegue ya fue mejor y el aterrizaje en la isla recibió hasta aplausos porque el tamaño de la pista es para morirse de risa...
Mi marido estuvo toda la estancia en Madeira haciendo coña con que de vuelta me podía pillar una patera con brújula si no me apetecía volver a  volar...
Seguramente la próxima vez que me suba en avión será con mis hijos, y estaré tan concentrada en que no rompan nada (no se vaya a caer el avión) que no me dará tiempo ni a tener miedo...

4 comentarios:

Yolanda dijo...

Jajajaja, ay pobre mía!!! la verdad es que es horrible lo del miedo a volar. Mi hija lo tiene y es un problemón porque nos restringe mucho a la hora de elegir un sitio de vacaciones.
Además, es que Madeira!!! jolines, si hasta los más aventureros que yo conozco se han "cagado" al aterrizar en esa pista! tenías que haberte informado mejor, cari!

Un beso.

tariuska dijo...

pues yo nunca me he montado en un avion y me encantaria.. quizas me de un miedo horroroso ya que estas navidades pasadas nos subimos a la noria y lo pase francamente mal... pero aun asi, me gustaria saber que se siente...
a mi lo que me miedo, es que me de miedo y no quiera volver..ajja

Judith Gili dijo...

Hola, acabo de descubrir este blog hace unos días, pero jaja me has tocado mi vena sensible, el viajar. Yo justamente soy lo contrario, mataría por tener un avión privado para evitar más caídas de mis neuronas por aburrimiento extremo. Hoy justamente, hace una horita he publicado un post en mi blog sobre el viaje, pero a modo de tener ganas de salir pitando de aquí, y te invito a que le eches un vistazo. Saludos y te seguiré seguiendo. Ciao http://biutifulcincsinmallorca.blogspot.com.es/

Conxi dijo...

Yo te sigo por fb en mi pagina tb jeje.