viernes, 27 de agosto de 2010

Vacaciones

Hemos estado cinco diítas en la playa (bueno en un hotel en Salou con piscina) y me han quedado varias cosas claras con respecto a mi familia:
-Que  Gabriel odia el agua.
-Que Gabriel es sociable por naturaleza, todo lo contrario a nosotros sobretodo a mi que más bien tiro hacia el otro lado, no puede evitar contarle su vida tenga año y medio u ochenta.
-Que Gabriel va para el mundo del espectáculo porque si no se sube a un escenario le da un patatús (en el hotel lo apodaban "el bailarín").
-Que es obediente (Gabriel ve con papi le decía el animador cuando por enésima vez se subía al escenario a mover el culo en un concurso de baile para mayores de seis años, y sí, mi niño obediente iba con papi y al segundo volvía a subirse al escenario...)
-Que a Ángela si le gusta el agua y sólo le faltaba el daikiri subidita en el flotador.
-Que Ángela duerme como un ceporro aunque le canten un fandango en la oreja.
-Que su sonrisa desdentada mueve montañas.
-Que nosotros estamos mayores y necesitamos otras vacaciones para repornernos de tanta actividad frenética.
-Que nuestros hijos son los mejores del mundo.

6 comentarios:

estefania dijo...

Jajajaja, vacacionesssssssss, vacacionesssss, oee oeee oeee.


Me alegro de que las hayas disfrutado,.
Un beso

Yolanda dijo...

Cada uno es como es, con su propia personalidad, jejeje. Ahora a descansar de las vacaciones!

Dudu dijo...

Nada que no se solucione con otras vacaciones!!! jajajjaaj

Ana dijo...

Que bonito blog tienes!!

Aprovecho para invitarte a que conozcas el mio http://creciendocondavid.blogspot.com/

Saludos!

Inma dijo...

Ya se acabaron....

Anónimo dijo...

como no va asubir al escenario con lo que le gusta bailar?jajaja
Rebe