martes, 7 de septiembre de 2010

¡Al cole!

Pués el primer día de cole ha sido todo un éxito. Bueno, sólo ha estado una hora y media porque la primera semana es de adaptación. Estaba la mar de contento con su mochila de Buzzlightyear, su agenda del demonio de Tasmania, tan tan emociondo desde ayer que esta mañana a las 7:45 ya estaba despierto, casi lo asesino porque hasta las 11:00 no entraba (mañana va de 9 a 10:30) y yo tenía un sueño que me moría... El fin de semana me lo pasé marcando su nombre en la ropa (en cinta que se plancha, si tuviera que bordarlo me suicidaba directamente) aunque no me libré de coser tiras en los cuellos de las batas y de las chaquetas para colgarlas en las perchas. Casi podía escuchar a mi madre escojonándose en el otro mundo diciéndome ves mujer lo útil que es saber coser, ya te lo advertí. No creo que las tiras sobrevivan muchos días a mis torpes puntadas, me he planteado graparlas...
El caso es que mi niño, ya lo he dicho muchas veces, es sociable por naturaleza, no ha derramado una sola lágrima (la verdad es que pocas lágrimas he visto, en este cole los del telediario enseñando niños llorones, iban apañaos, a este paso esta generación se emancipa a los diez años), hemos entrado hasta la clase (esta semana nos dejan entrar) y se ha puesto a jugar con un garaje de juguete y un montón de coches con otro niño y ale, si te he visto no me acuerdo. Le he dicho que me iba y nada, es que ni adiós, me ha dicho a jugá. No se lo tengo en cuenta, es que a mi hijo los vehículos le tiran mucho, de momento el refrán tiran más dos tetas que dos carretas en su caso hay que aplicarlo a la inversa.
A la salida pués no se quería ir. Pobrecito mío creo que este año mi hijo se ha aburrido mortalemente en nuestra compañía...
Si llora en los próximos días ya contaré...

4 comentarios:

Yolanda dijo...

Ays reina, yo te coso las tiras encantadísima! pero es verdad que tu mami tenía mucha razón... siempre la tienen, ¿verdad?.

Qué buena la entrada al cole de tu chiqui, para que luego digan que los niños que no van a la guarde lo pasan peor! a mi niño le pasó igual, entró el primer día como perico por su casa.

Un besazo!

Inma dijo...

Upps, ahora q lo dices... Yo tb tengo q marcar la ropa de Héctor :-S

Qué bien q Gabriel se quede contento en clase. Yo estoy temiendo cuando le toque al mío :-(

lacopadecirce dijo...

Esto de ir por fases para que se vayan adaptando está muy requetebien, no? vaya traumazos agarrábamos en nuestra época, para acordarme yo de mi primer día de cole, que soy Dori...

Me alegro mucho por él y por tí, que se lo tome de este modo debe ser un alivio.

Tomo nota, como siempre, y yo sí que me veo grapándole las cintas. Fijo.

María dijo...

ay, mi niñooooo!! que se hace grande, conxi!!!
mira, mejor que no llore, eso que te ahorras, que no veas qué faena cuando los tienes que dejar "medio obligados".