sábado, 7 de septiembre de 2013

¿A quién se parece?



Y no me refiero a “la abuela” que como es abuela única tiende a barrer para casa. Me refiero a esa colección de personas que miran a tú bebé y exclaman: pero queeee guap@@@@@ una mirada inquisitiva al padre, otra a ti y añaden casi ofendidos ¿a quién se parece?
Sí, ya sé, mi marido y yo no somos Brad Pitt y Angelina Jolie, pero por dios, tampoco  Shrek y Fiona. Cómo habéis podido tener sendas criaturas tan hermosas de padres tan vulgares, les falta preguntar ofendidos. ¿A quién se parece? Te dan ganas de responderles que acabas de secuestrar a la criatura en el hiper.
Al parecer es una pregunta más extendida de lo que pensaba. Este curso hablaba con una mami de dos niños de anuncio, los dos rubiales y los ojos claros como ella y su marido. Pero que hijos más guapos tienes ¿te lo he dicho alguna vez? Yo creo que Menganito se parece más a ti y Fulanito a tu marido. 
La pobre casi se me echa a llorar  emocionada ¿de verdad que se parecen a nosotros? Es que hay gente con muy mala leche y nos preguntan siempre extrañados que con lo guapos que son a quien se parecen.
Cuando te dicen que tu hij@ es guapísim@ es que lo es. Mi suegra me comentó antes de que naciera Gabriel si alguien te dice que el niño es muy  gracioso es que el niño es feo, asúmelo.
Así que asumo que mis hijos son hermosos. Nos ha tocado, a unos les toca la lotería, otros se ponen en faena a fabricar niños y a la primera. Que mala suerte tenemos, nos planteábamos mi marido y yo cuando veíamos una película y en el primer polvete ¡zasca! embarazo al canto, y nosotros dale que te pego y no había manera ¿y si te pones un preservativo y yo me tomo la píldora? igual así nos toca el margen de error… Quizás si nos quedamos los dos en el paro…
Después de tanto esfuerzo es justo que tengamos a los niños más guapos del mundo.
No he hecho un análisis profundo sobre el físico de quienes lo preguntan, si recuerdo que mi hermana vivió el mismo problema por parte de una amiga, que expresado en una frase sencilla, era (y lo sigue siendo porque está viva y no se ha hecho cirugía estética) muy fea, y su marido, más feo aún. Entonces no tenían hijos pero supongo que se veían venir el percal porque a ellos no les hacía falta suerte para tener hijos mínimamente aceptables, les hacía falta un milagro, algo así como una in vitro con donación de esperma y ovocitos. Tuvieron un par de monstruitos  no lo digo en sentido tierno y cariñoso, lo digo en sentido literal.
Y ante la duda, nuestros hijos son 100% genéticamente nuestros, se nos cumplió eso de los niños se parecen a la madre y las hijas al padre. Olvidaros padres y madres del mundo, los hijos más guapos del mundo, los tengo yo.

3 comentarios:

LOLIPOP dijo...

Cuanta razón. A mi me paso con marta, tan parecida a mi que de tan en tan percibía miradas acusadoras de duda sobre la paternidad de mi hija. Por suerte, ahí esta mi segundo retoño q de mi tiene sólo el blanco de los ojos y el resto es genética paterna en su totalidad.

LOLIPOP dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Ruth Solé dijo...

Tus hijos son guapisimos, no tienen ojos tienen luceros!! Vamos que yo cuando quieras hablamos de tratos!! Jajajajajajaja

Lo que me cuesta contestarte desde el telefono! Grrrr